Déjame contarte mi historia ✨


Hola! Bienvenido a este espacio para el crecimiento personal y álmico.


Permíteme presentarme, mi nombre es Alexandra, y a mis 34 años durante un viaje a Egipto, se (re)abrieron todos mis canales y mi vida cambió para siempre.


Tuve experiencias increíbles en los 8 templos más importantes para la antigua Escuela de Misterios del Ojo de Horus, en donde pude ver y conversar por primera vez durante vigilia, con mis maestros, así como con energías antiguas y sabias que habitan en ese maravilloso y místico lugar. Todas esas vivencias te las cuento aquí, en la sección “Experiencias”.


Pero mi historia no comenzó ahí y tampoco ha terminado. Déjame que te cuente un poco más. Al igual que muchos otros compañeros, desde que fui niña tuve experiencias alucinantes.. por supuesto, esto es perfecto mientras eres pequeño pero luego, estas mismas capacidades pueden generar confusión y miedo tanto en ti mismo como en el entorno que te rodea.


Cerré todos mis canales, y posteriormente, batallé con el cuerpo emocional especialmente energético con el que elegí encarnar, para aprender la importancia de encontrar la armonía y el balance interior, como la base de cualquier evolución verdadera y sostenida.


Me di cuenta que no tuve que hacer nada para ser un canal, de hecho, todos podemos serlo. Pero, para tener balance y paz interior, si que tuve que trabajar y mucho! De hecho, ser canal y ser inestable emocionalmente, es una mezcla compleja y puede crear un circulo vicioso del cual es muy difícil salir sin heridas profundas.


Durante años realice una búsqueda del camino que me lleve a conectar de forma real con mi interior, y en ese proceso, no solo encontré la armonía de mi ser, sino que abrí lo que mis Maestros denominaron El Portal del Corazón, aperturando mis canales de conexión con el mundo espiritual y para mi sorpresa, con los hermanos estelares, con quienes he tenido encuentros incluso en el plano físico. Te parece difícil de creer? No te preocupes, te entiendo pues he estado en tu lugar, pero siento que la humanidad se encuentra cada vez más preparada para tener los mismos encuentros que yo he tenido, así como tantas otras personas alrededor del mundo.


Nuestro amado Planeta se encuentra ante cambios inminentes y estoy convencida de que cada uno de nosotros es un pilar increíblemente importante en la definición de si ese proceso será armonioso o no. Por eso, porque creo en la esperanza y porque creo que podemos hacer de este un mundo mejor, quiero poner todo de mi para contribuir a que otros encuentren el camino a casa, vuelvan a tener contacto con su propia alma y abran el Portal del Corazón.




69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo