Meditación de Luna Llena: Supe que era Infinita


Hoy, 02 de Septiembre del 2020, disfrutaremos de una mágica Luna Llena en Piscis, abriendo nuestro ser a la intuición, a la emoción y a la compasión, y esto, me hace recordar la increíble experiencia que tuve en un día como hoy a las orillas del Nilo.


Al anochecer, la súper luna de Abril del 2019, se presentó ante nosotros tan majestuosa, que quien la viese la confundiría con el mismo Sol. Nos sentamos en semicírculo, prendimos nuestras velas y comenzamos la meditación.




Matías comenzó la canalización y se nos pidió visualizar nuestro árbol genealógico. Vi la figura de mis padres a mis espaldas, luego tras de ellos, la figura de mis abuelos, y tras de ellos a mis visabuelos, y así sucesivamente hasta darnos cuenta que nuestros ancestros vienen de las estrellas, y teniendo ese cielo estrellado, con una súper luna brillando sobre mi, hizo que el mensaje calara muy muy hondo.





De pronto, inició una experiencia individual, una que me impidió seguir escuchando al exterior... primero sentí que ingresé a un lugar dentro de mi, que no sabría cómo describir claramente, pero era como estar en otro espacio, no obstante, sentí que accedí a él a través del corazón y me vi a mi misma allí, mirando a mi alrededor.


Sentí la voz de mis antepasados, y su esencia me dijo: “mírate, pues tú eres nuestro futuro”, y de pronto, una voz clarísima resonó en mi haciendo vibrar todo mi ser, y dijo: “Mamá, tú también eres mi antepasado”. Palidecí, era el hijo en mi vientre!


Lo qué pasó en ese momento va más allá de la comprensión, creo que está más bien en el mundo del sentimiento: me sentí infinita.. esas voces y mi propio hijo, me demostraron que soy presente, que soy pasado y que soy futuro al mismo tiempo.. somos eternos! Sentí como si mi cuerpo se expandiera infinitamente hacia atrás, hacia adelante, hacia arriba, hacia abajo, hacia todas direcciones y hacia ninguna.. el presente lo condensa todo.


Me extasié ante esa expansión inimaginable, indescriptible.. a medida que mi ser se estiraba por el Universo, senti un profundo agradecimiento por tener la oportunidad de experimentar esa sensación inconmensurable, porque siempre lo hemos escuchado pero yo lo vi, lo sentí, lo oí, y en consecuencia, a mi ya nadie tiene que demostrármelo... ahora simplemente lo sé en mi corazón porque por un instante fui infinita.


Entonces en un golpe, regresé. Respire profundamente, y volví a agradecer, viendo al cielo y tocando mi vientre.. ese bebé todavía no había nacido y ya era mi gran maestro.


Ahora queridos amigos, lo importante es entender cómo la energía universal a la que yo llamo Amor, nos mantiene unidos rompiendo la ilusión de lo que llamamos tiempo y espacio.. nuestro corazón puede ayudar a abrir puertas internas que son simplemente mágicas, si así lo queremos y todos deberían hacer la prueba!


Guía del Navegante:


1. Las puertas que se abren no están en la cabeza, no están en la mente.. están en el corazón.

2. No tengan expectativas, lo que espera por ustedes puede ser lo que menos se imaginen.

3. Lo único que hice es hacer lo que siempre debí haber hecho, pero lo aprendí hasta hace poco y es estar 100% con todo mi ser en el presente.. vi hacia el cielo y agradecí a Dios por lo que podían ver mis ojos.. sentí la arena bajo mis pies y agradecí su tibieza.. sentí el viento cálido sobre mi rostro y agradecí su caricia.. simplemente agradecí estar ahí, en ese ahora, y ser yo, y ese sentimiento de agradecimiento fue como una llave que abrió el Portal.




37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo